Simplemente Nuestro

Que bonito fue despertarme a tu lado, creyendo que nunca te irías.

El humano, egoísta y egocéntrico des del principio de los tiempos, siempre cree que todo lo que tiene a su alrededor le pertenece, que forma parte de su ajuar personal.

Eso pensé de ti, que cual cuadro preferido, podía admirarte cuando yo quisiera, que podía cambiarte de habitación dependiendo de mis necesidades, relegándote a un segundo plano cuando me sintiera plena y volcándome en ti cuando lo demás no funcionara.

Pensé que eras mío, me sentí  llena de posesiones, tú y el tiempo ilimitado del que creía disfrutar.

Sin embargo tu no me pertenecías, el tiempo se agotó y comprendí que aquello que creemos tener nunca fue nuestro.

Quizás es doloroso, pero si se piensa puede parecer hermoso a la vez, pues teniendo alas, decidiste quedarte a mi lado, aunque fuera por un corto período, pero ese tiempo juntos fue verdadero, libre de dependencias ni necesidades, fue simplemente nuestro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s