Nunca vas a querer como yo

 – Que pena – te decía, evitando tu mirada.

 – ¿Pena de qué? – me preguntabas incrédulo.

¿Cómo decirte que, lo que me provocaba verdadera lástima, era que siguieras impasible al dolor? Que pensaras que la exagerada era yo y que nunca dejaras libertad a los sentimientos, que cual animal salvaje, no están hecho para vivir en jaulas.

 – Me da pena que nunca vayas a querer como yo – se me escapó al fin.

Tú siempre habías vivido el amor como algo racional, sin sobresaltos, controlando cada palabra, cada gesto, como un autómata.

Cómo explicarte que, el verdadero significado de sentir por alguien, pasa por enloquecer, por sentirte vulnerable al dar todo de ti. Por entender que esa persona tiene en sus manos el poder para destruirte en cualquier instante y, que pese a eso, tu le abraces como si nunca antes lo hubieras hecho, que le beses como si nunca más pudieras volver a hacerlo, buscando cualquier excusa para decirle que le quieres.

Seguirás con tu amor domesticado, maltratando tus ilusiones, cohibiendo tus sentidos, haciendo razonar al corazón, que nunca entendió de razones o argumentos.

Seguirás así hasta que entiendas que lo que tu creías que era amor, tan solo era afecto. Hasta que te consientas sentir…

Anuncios

8 comentarios en “Nunca vas a querer como yo

  1. Pingback: Sin ti – Niebla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s